Espacio dedicado al Running, trail, triatlón, duatlón y ciclismo.

jueves, 19 de marzo de 2015

Entrenar de mañana o de tarde


¿Que horario es mejor para nuestro rendimiento? ¿Es significativo esa mejora?, estás y otras preguntas en algun momento no las hemos planteado el que más y el que menos. Por eso hoy vamos a intentar de responder alguna de esas dudas.

Nosotros creemos que hay tres puntos de vistas principales donde apoyarse a la hora de valorar que horario puede venir mejor a nuestro rendimiento deportivo como son el aspecto científico, el físico y  el personal.

Desde el punto de vista científico, los estudios demuestran que la mejor franja horaria para entrenar es por la tarde, ya que, nuestra fuerza muscular estará en el mayor apogeo, será más difícil que nos lesionemos y es el momento del día en el que estamos más despiertos. 


Por la tarde, nuestra temperatura corporal se encuentra uno o dos grados más alta que por la mañana, y por ello se reduce el riesgo de lesión. El Dr. Michael Vitiello, profesor de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad de Washington, dice que la mejor hora es entre las 2 y las 4 de la tarde, a partir de ahí nuestra temperatura comienza a disminuir en la mayoría de las personas.




Punto de vista físico o deportivo, la mejor hora depende varios factores. Uno de ellos es del objetivo que busques. Si tú meta es quemar grasa corporal, la recomendación de los expertos es de realizar el entrenamiento por la mañana, que es cuando se producirá una mayor quema de calorías totales durante el día, ya que, nuestro metabolismo a lo largo del día completo estará más acelerado. Pero nos encontraremos con el inconveniente de que el acondicionamiento físico del cuerpo es bastante inferior a por la tarde, por lo que tendremos que realizar un calentamiento más efectivo para evitar cualquier tipo de problema o lesión. La temperatura ambiente también influye. Cuanto más frío hace, a primera hora de la mañana o a última hora del día, más calorías se pueden quemar.
Si nuestro objetivo es ganar flexibilidad, velocidad, fuerza y especialmente potencia, el rendimiento será mucho más efectivo por las tardes y al anochecer. Debido a que por la tarde la temperatura corporal de nuestro cuerpo será mayor que por la mañana y esto favorecerá el rendimiento y disminuyendo el riesgo de lesiones porque los músculos se encuentra más calientes y flexibles.
Si lo que se desea es aumentar la masa muscular, el entrenamiento más eficaz es a primera hora (antes del mediodía), o a última hora de la tarde. Tus hormonas ayudarán a lograr su objetivo.
Por último, desde el plano personal e individual,  el mejor momento para entrenar es el que cada uno pueda. Ante todo la mayoría de nosotros entrenamos de una forma amateur. Con eso queremos decir, que al final tenemos nuestras obligaciones laborales, familiares y demás cargas diarias que nos impiden dedicarle a nuestros entrenos, el tiempo o la disposición que a nosotros nos gustaría. Porque siendo realistas, el sacrificio que hay que realizar para adecuar nuestro día a entrenar en busca de esa mejora en nuestro rendimiento, es enorme a cambio del porcentaje de mejora que nos puede proporcionar, dependiendo de los estudios ese incremento estaría alrededor del 3%. Al final lo interesante es que cada uno elija el momento que menos trastorno le ocasione en relación con el resto de obligaciones y responsabilidades pues, de otra manera, es posible que a corto plazo obtenga mejores resultados pero, a largo, acabará cuestionándose hasta qué punto compensa tanto sacrificio.

Pero al final, la conclusión más importante que tenemos que sacar es que lo esencial de todo esto, somos  nosotros y que es lo que nos hace estar mejor .Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, pero todas son diferentes para cada uno de nosotros y al final nuestro tiempo libre  o nuestras obligaciones son las que marcan esas diferencias. Lo importante es conseguir esa motivación que te levante como un resorte de la cama, el sofá o la silla donde estés y que te permita crear esa comunión perfecta con el resto de tus obligaciones y responsabilidades. 

Solo una recomendación antes de terminar sobre los entrenos mañaneros y en ayunas. Ya que son entrenamientos de alto riesgos, por el echo de realizarse después de muchas horas donde el cuerpo no ha ingerido ningún tipo de alimentos que proporcione a nuestro organismo esa glucosa y nutrientes que necesitamos para altas exigencias físicas. Este tipo de entrenamientos solo se suelen recomendar a deportistas de alto nivel y bajo seguimientos estrictos de especialistas, debido al riesgo que conlleva. O por lo menos se pide tener una experiencia y un conocimiento mínimo de nuestro cuerpo. Pero en ningún caso es recomendable para corredores recién iniciados en el mundo de las carreras y sin ninguna preparación física anterior.




Como siempre os decimos,no olvidéis que el deporte es el mejor entrenamiento para la vida. Salir y a entrenar duro.

Training Life