Espacio dedicado al Running, trail, triatlón, duatlón y ciclismo.

miércoles, 6 de abril de 2016

Corredores del desierto (Desert Runners)




Correr por el desierto se está convirtiendo cada día más, en otra forma de seguir explotando la gallina de los huevos de oro en que se han convertido las carreras populares. Ya sean en el ámbito del running, trail o triatlón. Cada vez hay más carrera entre dunas y más empresas que venden paquetes de avión + jaima + dorsal + visita turística. Pero sinceramente, a mi la parte del negocio me da totalmente igual. Porque poder vivir la experiencia de correr entre dunas, disfrutando y sufriendo en mitad de esos paisajes que en tan pocas ocasiones se tiene la posibilidad de estar, debe de ser increíble y mágico. Vamos, lo que viene siendo una autentica aventura.

Por eso te he recopilado la información necesaria sobre materiales, detalles a tener en cuenta para correr sobre arena y principales carreras. Tanto para los que se lo están  planteando para un futuro, como para los que quieren saciar su curiosidad, leer con atención. 

TIPS PARA CORRER EN EL DESIERTO

El calentamiento, sobre todo de rodillas y tobillos se hace mucho más importante en este tipo de carrera y también es fundamental que el tiempo empleado sea más largo que el que solemos hacer para carrera sobre terreno duro.

La hidratación antes, durante y después del entrenamiento o carrera es fundamental. Beber muy a menudo, sin esperar a tener sed, pues éste es el síntoma que nos indica que ya hay falta de agua en nuestro organismo. No olvides llevar una gorra para protegerte del sol y crema solar.

También debemos evitar la pisada con la planta del pie, ya que esto nos hace el correr más pesado y lento. El corredor sobre arena debe, siempre que sea posible, apoyar la media planta y la punta, ya que esto permite disminuir considerablemente la superficie de contacto y facilita el despegue del pie. Si seguimos estas indicaciones aumentamos la velocidad.

No es pecado andar. Ten siempre en mente esta frase, porque es muy cierta. Es preferible disminuir ese ácido láctico acumulado en nuestras piernas realizando una “parada”, caminar hasta que se pase esa sensación de dolor que nos impide seguir corriendo y volver a trotar en cuanto podamos. Del mismo modo, si en plena carrera hay una duna o elevación muy pronunciada y el llegar a coronarla corriendo nos va a suponer una pérdida considerable de energía, está claro que es preferible subir andando y reservarse.

En las cuestas vale lo que siempre, es decir, subir con pasos cortos, braceo intenso y la vista al frente, al final de la subida, no mirándonos la punta de las zapatillas. Las bajadas hay que hacerlas dejándose caer, con pasos largos, aprovechando la gravedad para recuperarnos del esfuerzo de la subida y procurando tirar el tronco hacia atrás, para no caernos de frente. Cuidado con las uñas de los pies en las bajadas muy pronunciadas, ya que el pie topa con la punta de la zapatilla y ahí se producen la mayoría de las pérdidas de uñas. Es preferible bajar “recuperando”.

Es casi inevitable que entre arena en las zapatillas, sobre todo si corremos por arena seca, para evitarlo hay corredores que usan cinta de precinto de embalaje alrededor de los bordes; otros usan calcetines muy altos; los hay que van sin calcetines o incluso algún loco sin zapatillas… Si entra demasiada arena tendrás que detenerte a sacarla porque puede provocarte ampollas que te molesten al correr.

MATERIAL

Calzado:
El calzado más adecuado son unas zapatillas de running de trail, aunque también puedes usar tus zapatillas habituales de entrenamiento. Se recomienda

llevar zapatillas de recambio.
Resulta necesario llevar unos protectores alrededor del tobillo para evitar la entrada de arena y pequeñas piedras.

Ropa:

Se recomienda utilizar camisetas técnicas de manga corta (no de tirantes) y a ser posible con algún bolsillo trasero para poder llevar algo de avituallamiento. También podría aprovecharse para esto el pantalón, si tuviera bolsillo trasero, que deberá ser de tejido técnico y ligero.

La gorra y una braga o badana, ya que la nuca también hay que protegerla, son otros elementos indispensables en la equipación que nos ayudan a protegernos del sol y los posibles golpes de calor.

Accesorios:
Las gafas de sol son imprescindibles. Asegurate que las lentes sean de calidad y que estén diseñadas para hacer deporte.
Un cinturón de avituallamiento, aunque las etapas tengan avituallamiento, también es recomendable para llevar algún extra de sólido o líquido, sobre todo para los que más sudan.

Para el maratón de Sables, además es obligatorio el saco de dormir, una brújula, hornillo de cocina, encendedor, linterna, toallitas antisépticas, una navaja y una manta de emergencia.




El último apunte. Dependiendo del tipo de carrera que sea, habrá avituallamientos sólidos o no. En carreras estilo Desert Run, si hay, pero en cambio en carreras como el Maratón de Sables, no. El corredor debe llevar encima su comida (la organización les exige un mínimo de 2000 kilo calorías por día) para todos los días de competición, además, de los utensilios necesarios para cocinarlos. La organización solo les proporciona el agua. 


CARRERAS

Quieres saber un poco más de las carreras más importantes por el desierto. Pincha en este enlace para descubrir más de la magia y la dureza de estas carreras. 4 Desert

Si te ha gustado la entrada, no dudes en compartir o dar +1.



Fuente: Raw Peru, Desert Run.